MENU Close
foto_calidad
empresas de limpieza en Madrid

Principales técnicas para la limpieza profesional de cristales II

La limpieza de cristales puede acabar con nuestra paciencia, como ya hemos visto en la anterior entrada, no es una tarea sencilla. Podemos pasar un buen rato limpiando un cristal, para descubrir con horror al terminar que no está perfecto. El problema se agrava cuando hablamos de los cristales de un centro de trabajo, ya que no solemos disponer de tiempo para este tipo de tareas dentro de nuestra rutina diaria. Por ello, la mejor solución es contratar una de las empresas de limpieza en Madrid para que haga el trabajo sucio y nunca mejor dicho.

Los edificios de oficinas o las Administraciones Públicas, por ejemplo, cuentan muchas veces con enormes cristaleras que abarcan toda la fachada. En estos casos, será necesario recurrir a alguna técnica profesional que nos permita alcanzar superficies en altura, es el caso de la limpieza con pértigas telescópicas. Sin duda, se trata del procedimiento más seguro, ya que nos permite limpiar cristales en altura desde el suelo. En Grupo SuperLimp te contamos que existen dos métodos diferentes en función de la pértiga seleccionada para desarrollar el trabajo.

Pértiga extensible no hidrofusora

Esta herramienta nos permite alcanzar cristales situados hasta a 10 metros de altura, es una técnica muy sofisticada, por lo que es recomendable que se realice por técnicos especializados.  Lo más complejo es sin duda manejar el mango y conseguir resultados óptimos en superficies que no alcanzamos a ver bien desde el suelo. En un cubo se prepara la mezcla y se escurre el mojador, posteriormente, se humedece la superficie que queremos limpiar, tras lo cual podemos cambiar el mojador por la raqueta y comenzar a eliminar el exceso de agua y jabón de arriba hacia abajo.

Pértiga hidrofusora

Con esta pértiga podemos alcanzar alturas superiores, incluso los cristales que se encuentran a 20 metros de altura. Esta técnica es aún más compleja, ya que el agua se proyecta a través de la pértiga. En primer lugar, debe montarse la pértiga en horizontal en el suelo y, posteriormente, deberá sujetarse entre dos personas. El agua con la solución específica se proyecta sobre el cristal a través del cepillo mientras realizamos las pasadas sobre el mismo. Finalmente, deberemos aclarar la vidriera únicamente con agua, habrá que dejarlos secar, pero el resultado será inmejorable.

Dentro de las diferentes opciones para limpiar los cristales de forma profesional podemos destacar el uso de agua ionizada, cuyo poder de limpieza y desinfección permite conseguir los mejores resultados posibles, siendo respetuosos con el medio ambiente. La combinación de pértiga hidrofusora y agua ionizada es el mejor procedimiento para limpiar fachadas de vidrio, con el paso del tiempo los cristales van creando una película que repele las partículas de suciedad, facilitando enormemente las tareas de limpieza.