MENU Close
foto_calidad
limpieza comunidad de vecinos

Consejos para limpiar una comunidad de vecinos

Las zonas comunes dentro de una comunidad de vecinos deben permanecer limpias para asegurar la armonía entre los residentes del inmueble. Dichas estancias suponen la primera imagen que nuestros invitados se llevan de nosotros. Además, los espacios limpios nos proporcionan sensación de bienestar, que en estos casos puede darse incluso antes de entrar en casa. Nuestros servicios integrales de limpieza en Madrid nos han permitido comprobar que una comunidad impoluta es un punto clave para que la armonía entre los vecinos no se rompa.

El portal, las escaleras y los rellanos es lo primero que se nos viene a la mente, las zonas por las que debemos pasar a diario para entrar o salir de nuestra casa. Precisamente, el amplio tránsito de personas por estas zonas hace que sea necesario llevar a cabo unas normas de higiene adecuadas. Desde SuperLimp vamos a ofrecerte unas pautas de limpieza e higienización esenciales en estos casos.

  1. En la medida de lo posible no dejar puertas abiertas, de este modo evitaremos que entre más suciedad y polvo del exterior y que se distribuya entre estancias anexas.
  2. En el caso de que haya elementos ornamentales será necesario retirar el polvo de los mismos, conviene hacerlo previamente para que el polvo no se esparza cuando la estancia ya esté limpia.
  3. Se debe prestar especial atención a los suelos, en primer lugar se deberá barrer o pasar una mopa que nos permita eliminar el polvo de estas superficies, pero siempre utilizando materiales de microfibra, que son un soporte contra los microbios. En el caso de los rellanos deberemos levantar los felpudos para tener acceso a toda la superficie del suelo. Posteriormente, deberemos fregar los suelos para eliminar las manchas y suciedad. En estos casos será adecuado utilizar algún producto desinfectante para conseguir un proceso de higienización mejor.
  4. En el caso de los ascensores la higienización también es importante.
  5. Las zonas acristaladas requieren de gran atención, para limpiarlos de forma adecuada primero deberemos eliminar las huellas por contacto. El objetivo es que queden lo más limpios y brillantes posible, en estos casos emplearemos algún producto especializado para este tipo de superficies.
  6. Las zonas de aparcamiento y garajes no tienen un mantenimiento tan frecuente como las zonas anteriores, pero requieren de un servicio de limpieza y mantenimiento óptimo, por ser zonas de tránsito de vehículos y mercancías. Lo más adecuado para este tipo de pavimentos o superficies es utilizar maquinaria especializada que nos garantizará mejores resultados.
  7. En ocasiones, se incluirán zonas ajardinadas o piscina en cuyo caso se deberán realizar trabajos específicos de limpieza y cuidado para que luzcan impolutos.

Como en todas las limpiezas, periódicamente será necesaria una limpieza en profundidad para garantizar el nivel de higiene adecuado. Si necesitas alguno de estos servicios consulta nuestros servicios integrales de limpiezas en Madrid.