MENU Close
foto_calidad
empresas de limpieza en Madrid

Principales técnicas para la limpieza profesional de cristales I

Conseguir unos cristales limpios y relucientes no resulta sencillo. Eliminar las huellas de dedos, polvo y partículas de suciedad puede resultar una tarea imposible. Seguramente alguna vez habrás visto un técnico especializado en la limpieza de este tipo de superficies y te has quedado boquiabierto. Rápido y sencillo, un procedimiento sin complicaciones que ha dejado los cristales como nuevos en una sola pasada. Como una de las empresas de limpieza en Madrid te contamos que el secreto está en las herramientas y productos que empleamos, pero también, en las técnicas depuradas que nuestros operarios, debidamente cualificados, conocen.

Desde Grupo SuperLimp te contamos algunos trucos muy adecuados para proceder a la limpieza de superficies de cristal. Si detectas que puede tener restos sólidos como arena o tierra, mejor pásale una escoba previamente para evitar rallar los cristales al limpiarlos. Cuando la vidriera que queremos limpiar es grande es recomendable humedecerla con agua abundante para evitar que se seque demasiado deprisa y no nos haya dado tiempo a acabar. Algunas de las técnicas profesionales más frecuentes para la limpieza de cristales son:

  1. Standard: Utilizaremos una herramienta, conocida como raqueta, y optaremos por una limpieza en horizontal de la superficie, de izquierda a derecha. En un cubo se prepara la mezcla de agua y el producto específico para la limpieza de cristales. Antes de humedecer la superficie, es conveniente escurrir la esponja para este fin. Una vez humedecida, se coloca el labio de goma en la esquina superior izquierda, desplazándolo hacia la derecha hasta el extremo opuesto del cristal. Posteriormente habrá que secar el labio de goma, antes de realizar otra pasada, asegurándonos de que cubre unos 5 centímetros de la parte de cristal seca para que no queden marcas. Cuando ya hayamos completado la limpieza de la totalidad del cristal, habrá que secar bordes y marcos para un resultado perfecto.
  2. Limpieza vertical: Se trata de una variedad del procedimiento standard. La principal diferencia, es que en lugar de desplazar el labio de goma de forma horizontal lo haremos en vertical, de arriba a abajo. Las recomendaciones serán las mismas que en el caso anterior, prestar atención al grado de humedad del cristal y recordar que es necesario secar la raqueta entre pasada y pasada.
  3. Abanico o mariposa: Se prepara la mezcla para la limpieza y se escurre el mojador antes de humedecer bien todas la superficie. Lo que cambia es el movimiento con la raqueta, en este caso nos situaremos en la esquina superior izquierda y la moveremos de forma transversal hasta que llegamos al marco opuesto. El movimiento es continuo hasta que llegamos a la parte inferior del cristal. Es posible que, llegados a este punto, no tengamos suficiente espacio para realizar el giro de muñeca. En este caso, podemos levantar la raqueta, secar el labio de goma y realizar la última pasada.

Estas son las principales técnicas para la limpieza profesional de limpieza, pero estos servicios ofrecen otras prestaciones que contribuyen a conseguir una limpieza superior, incluso en zonas de difícil acceso. No pierdas de vista nuestro blog, porque seguiremos informando.