MENU Close
foto_calidad
empresa de limpiezas en Madrid

Consejos para limpiar las persianas enrollables

Las persianas enrollables son un elemento muy habitual, tanto en viviendas como en establecimientos comerciales. En este último caso, se instalan sistemas mucho más resistentes con la finalidad de incrementar las condiciones de seguridad, ya que estos negocios son más vulnerables a los robos por su accesibilidad y dado que suelen estar vacíos en horario nocturno. Desde nuestra experiencia como empresa de limpiezas en Madrid te contamos que estos sistemas de cerramiento deben limpiarse con frecuencia para evitar que el polvo y la suciedad que se acumula, sobre todo por la parte exterior, terminen por deteriorar el mecanismo y que, finalmente, haya que sustituirlo.   

Se trata de una tarea tediosa, ya que hay que limpiarlas por la parte interna y externa mientras se enrolla y desenrolla. Además, los productos más adecuados dependerán, en gran medida, del material del que se compongan las mismas. Lo más habitual es encontrar persianas de PVC  o metálicas, en el primer caso podemos utilizar agua templada y jabón neutro, aunque no será suficiente para algunos tipos de manchas, en cuyo caso necesitaremos alguna solución desengrasante. Para las persianas metálicas habrá que eliminar el polvo y la suciedad con un trapo seco y para higienizarlos, podemos emplear algún producto desinfectante.

En Grupo SuperLimp contamos con los mejores medios y herramientas para la limpieza de este tipo de superficies. Una tarea que requiere de tiempo y paciencia. También presenta cierta complejidad en el caso de la parte exterior, pudiendo resultar incluso peligroso en el caso de los cerramientos en altura. Precisamente, esta es la parte que más necesita una limpieza en profundidad, ya que está expuesta a los agentes externos: las inclemencias del tiempo, la contaminación, insectos, el polen, etc.

Lo más recomendable para acceder a la parte exterior de la persiana, cuando se encuentra en altura, es retirar la tapa de la caja, que suele estar atornillada. Así, podemos limpiar la parte exterior mientras la persiana se encuentra enrollada y tendremos que ir bajándola para limpiar toda la superficie. Sin embargo, un servicio profesional de limpieza puede encargarse de esta labor mucho más rápido y de un modo mucho más eficiente, llegando incluso a puntos de difícil acceso.